Salud

La Risa

Publicado hoy 22 de Enero de 2011 en el Suplemento de Salud del Periódico Las Provincias con el título Sanar por la Risa

Sigmund Freud en su libro El chiste y su relación con lo inconsciente (1905) atribuyó a las carcajadas el poder de liberar al organismo de energía negativa. Esto fue cientificamente demostrado cuando se descubrió que el córtex cerebral libera impulsos eléctricos  un segundo después de comenzar a reír. Debido a esto se utiliza la risa como terapia llamada «risoterapia».

Maitena

Además, según Freud, la risa es uno de los mecanismos de defensa que el Yo utiliza para protegerse y para no dejarse abatir por el sufrimiento. Para Freud, los chistes con sus incongruencias, absurdos, juegos de palabras, exageraciones y dobles sentidos, son parecidos los sueños y constituyen una forma gratificante de escapar de la realidad. Para él, la clave de la respuesta a la pregunta qué es lo que nos hace reír habría que buscarla en el placer que se experimenta al escapar de las exigencias de la lógica y de la realidad.En principio la risa se puede considerar como una forma de manifestar la felicidad, pero también como un mecanismo rápido de liberación para disminuir la tensión generada por alguna sensación o sentimiento negativo como miedo, ira, angustia, dolor, etc. Es por esto que en algunos momentos que no tienen gracia, por ejemplo un funeral, nos «da la risa».Según explica Natalia López Moratalla bioquímica de la Universidad de Navarra, «La felicidad se asocia a llevarse bien con uno mismo y con el entorno. Para ello importan, sobre todo, el sentido de la vida y las relaciones con los demás. Si uno puede reírse de los impedimentos para ser feliz, es que los puede superar».

Y continúa, «La risa se produce por la percepción de algo incongruente, ilógico, imprevisible. El humor consta de un componente cognitivo y otro emocional: para poder reírse, primero hay que entender el chiste. Después, uno puede reírse mucho o poco, según la intensidad de la emoción suscitada».

Richard Wiseman, psicólogo británico, organizó en Internet un experimento llamado el Laboratorio de la Risa («Laughlab»).   En este estudio participaron miles de internautas de todo el mundo que aportaron chistes y opiniones, lo que permitió averiguar las diferencias del sentido del humor en diferentes paises.

Este fue el chiste ganador enviado por un psiquiatra británico: Dos cazadores se encuentran en el bosque cuando uno de ellos se desploma. Parece que no respira y tiene los ojos vidriosos. El otro coge su teléfono móvil y llama al servicio de emergencia. «¡Mi amigo está muerto! ¿Qué puedo hacer?, pregunta, histérico. La operadora contesta: «Cálmese, yo le ayudo. Lo primero es asegurarse de que su colega está realmente muerto». Sigue un silencio y después se oye un tiro. De nuevo al teléfono, el cazador dice: «Vale, ¿y ahora qué?».

Pero, fisiológicamente, ¿qué sucede en el cerebro desde que nos cuentan un chiste hasta que nos reímos?.

  • El sentido del humor requiere una mente ágil y flexible ya que intervienen las tres capas del cerebro.
  • Al escuchar o leer un chiste, los receptores de la vista o el oido envían los datos al hemisferio cerebral izquierdo que ordena esos datos para intentar encontrar un final lógico a la historia.
  • A la vez, desde el hemisferio cerebral derecho imaginamos la historia con un final absurdo.
  • Para poder contrastar los dos finales utilizamos la memoria a corto plazo, que nos hace comprobar que el final adecuado es el absurdo y, por lo tanto, divertido.
  • Es entonces cuando se activa la zona que procesa los sentimientos, donde se genera una  emoción placentera segregándose la hormona dopamina (hormona de la felicidad) que envía señales de felicidad a la zona prefrontal.
  • Todo esto termina desencadenando una reacción eufórica apareciendo la risa y la carcajada.

Y, ¿Qué diferencias hay entre hombres y mujeres? En general, los hombres cuentan más chistes pero las mujeres disfrutan más con el humor ya que implican más a la emción lo que produce una respuesta muy alta ante las cosas agradables.

Según un estudio de la Universidad de Navarra la risa tienes unos efectos beneficiosos entre los que encontramos:

  • Acelera el ritmo cardiaco.
  • Aumenta el aportr de Oxígeno al cerebro.
  • Ayuda a disminuir el estrés.
  • Al reir se movilizan unos 400 músculos.
  • Se limpian y lubrifican los ojos con las lágrimas.
  • Actua como analgésico.
  • Facilita el sueño.

Por lo que, las personas con sentido del humor:

  • Tienen un sistema inmunitario más sano.
  • Sufren un 40% menos infartos.
  • Viven 4 años y medio más de media.
Fuente La Razón

Para terminar recordar que la risa es necesaria para mantener el bienestar físico y mental.

Dra. Amelia Calot Escobar

Os dejo con algunos chistes clásicos:

Eugenio: Chiste de la Estepa

Eugenio: Chiste del Oculista

Tres en Raya: Alguien ha hecho algo