Otras Cosas, Salud

Cambio de hora (II)

Cambio de hora

El cambio de hora es el adelanto o atraso de una hora que se realiza en primavera y otoño. Este cambio lo llevan a cabo unos 70 países en todo el mundo, siendo Japón el único país industrializado que no se ha adaptado aún a esta normativa.

La medida fue adoptada por primera vez por algunos de los paises participantes en la primera guerra mundial, con la finalidad de ahorrar combustible. Fue el kaiser Guillermo II de Alemania el que decretó el inicio del cambio de hora el 30 de abril de 1916, esto también se aplicó a sus aliados y a las zonas ocupadas, siendo estos los primeros países europeos en emplear el horario de verano. Varios países beligerantes y neutrales de Europa les siguieron, Rusia y otros países esperaron al año siguiente. Estados Unidos al igual que España no lo hicieron hasta 1918.

Kaiser Guillermo II

En España este cambio se aplica desde 1974.  Está regulada por la directiva Europea 2000/84, que unifica los días en los que se producen los cambios de hora en todos los países de la CEE, siendo estos el último Domingo de Marzo y Octubre, respectivamente. Dicha directiva se entiende con caracter indefinido, aunque cada 5 años la Comisión Europea publica el calendario de las fechas concretas  durante los 5 años siguientes.

La finalidad es reducir el consumo global de energía, al coincidir el comienzo de la jornada laboral con las horas de luz. Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el ahorro doméstico en iluminación de Marzo a Octubre puede ser de un 5%.

Según la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum), el cambio de horario de verano redujo en un 9,8 por ciento el consumo de iluminación en los hogares, evitando aproximadamente un millón de toneladas de dióxido de carbono (CO2) a la atmósfera. Esto supone un ahorro de 250 millones de euros en gasto energético.

Pero, afecta a la salud dicho cambio?

En principio produce una alteración brusca del ritmo circadiano, es decir, de las horas de luz y oscuridad. Este ritmo es el que regula el ciclo sueño-vigilia importante, entre otros, en la producción de hormonas. Sin embargo,  las alteraciones son poco importantes.

Según el neurobiólogo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ricardo Martínez Murillo, las personas con patologías, las mascotas, los bebés lactantes y la producción de leche de las vacas, son los grupos que pueden verse afectados por dicho cambio.

En general considera que a las personas y a los animales no les afecta “de forma perceptible”. Los lactantes pueden sufrir algunos trastornos alimenticios durante unos días. También les afecta a las vacas, ya que su producción de leche se altera con los cambios en las horas de luz y oscuridad y a las mascotas, ya que al cambiar los horarios de sus dueños, cambian sus horas de salir a la calle o de alimentación. También explica que el organismo experimenta un cambio pero que se adapta a la situación “en cuestión de horas” y que el cambio de hora solo afecta de manera significativa si se padece alguna patología previa.

La sensación que nos deja es parecida al ‘jet lag’ pero más ligero. Al individuo le cuesta conciliar el sueño, “sobre todo a los niños y a los ancianos”, aclara Ricardo Martínez quien añade que “el cambio de hora provoca fatiga, cansancio y alteración en las horas de la comida”. “A nivel orgánico es un cambio imperceptible, pero a nivel psicológico influye algo más”.

Otras Cosas, Salud

Cambio de Hora (I)

Este post lo escribo con motivo del cambio de hora por la curiosidad de saber cuando y porque se estableció y conocer las repercusiones que puede tener sobre la salud.

Breve historia del reloj

Todos los relojes funcionan siguiendo un principio similar, que consiste en contar un ciclo regular que nos permita medir el tiempo.

Reloj de Arena
Reloj de agua

Las primeras mediciones del tiempo de las que tenemos conocimiento datan sobre el 3500 a.c., estas se realizaban con obeliscos que se utilizaban como rudimentarios relojes de sol. Otros métodos empleados a lo largo de los años fueron la observación de las estrellas, los relojes de agua y arena y otros inventos precursores de los modernos relojes.

Reloj de sol

Los relojes mecánicos, bastante inexactos, aparecieron en el siglo XIII. Las primeras referencias aparecen en libros de Alfonso X el sabio. Posteriormente grandes personajes como Leonardo da Vinci contribuyeron al desarrollo de aparatos más precisos para medir el tiempo. Más tarde aparecieron los primeros relojes de motor que se basaban en la utilización de pesas. Los relojes portátiles aparecieron en el siglo XV con la invención del motor de muelle.

A continuación fue Galileo el que diseńó el reloj pendular, aunque fue Huygens, científico holandés, quien lo realizó en 1656. Este suponía un gran avance ya que solo se desfasaba unos diez segundos al día. Ese mismo siglo aparecieron los primeros relojes de bolsillo. En 1929 Warren A. Marrison, científico americano, inventó el reloj de cristal de cuarzo, basado en la vibración que experimenta el cristal cuando se ve sometido a un voltaje eléctrico, este, si es de buena calidad, solo tiene un desfase de alrededor de un milisegundo al mes.

En 1948, se creó el primer reloj atómico, basado en la frecuencia de una vibración atómica, estos obtienen una extraordinaria precisión, dependiendo fundamentalmente del átomo utilizado. Entre ellos tenemos el reloj atómico de cesio, con una exactitud extraordinaria (desfasa un milisegundo cada 1400 años) o el de rubidio que se utiliza con mayor frecuencia por su inferior coste y que desfasa aproximadamente un milisegundo en varios meses.

Las zonas horarias

A finales del siglo XIX existían un gran número de horas oficiales, casi una por cada gran ciudad, por lo que se hizo necesario una estandarización así que, en 1870 Sir Sandford Fleming, un ingeniero de ferrocarriles canadiense, se trazó un plan para establecer un sistema horario estándar.

Siguiendo su iniciativa, en 1884, representantes de 27 países se encontraron en Washington, en la Conferencia del Meridiano, y adoptaron un sistema horario que es practicamente el que se mantiene en nuestros días. Con este sistema se divide al mundo en 24 zonas o husos horarios, cada una de estas zonas tiene aproximadamente 15 grados de longitud, el meridiano cero, que es el que sirve como referencia para el resto de zonas, se sitúa trazando una línea de norte a sur que pasa por Greenwich, Reino Unido. Cada zona que se avanza hacia el este desde Greenwich supone una hora más y una hora menos si avanzamos en dirección oeste.

La hora que determina el huso horario de Greenwich se le denomina tiempo promedio de Greenwich o Greenwich Mean Time (GMT). La zona horaria que corresponde al territorio español es la situada inmediatamente al este de Greenwich, por lo que la hora en España se encuentra en el huso horario GMT + 1, o dicho de otro modo, una hora más que la del meridiano de Greenwich. A excepción de las islas Canarias que se encuentran en el mismo huso horario de Greenwich.

Aunque existen algunas excepciones a esta norma ya que algunos de los grandes países tienen un número de franjas horarias inferior al que les correspondería. Por ejemplo China utiliza la misma hora en todo su territorio.

Coldplay – Clocks