Otras Cosas, Salud

Teletrabajo. Algo de historia

La pandemia de COVID impulsó una modalidad de trabajo que hasta entonces, si bien estaba regulado como una parte del trabajo a distancia, no estaba muy desarrollado.

Algo de historia:

Isaac Newton
  • Como curiosidad, nombrar un precedente al teletrabajo en el año 1665, durante la epidemia de peste bubónica, la Universidad de Cambridge se vio obligada a cerrar temporalmente, lo que obligó a Newton a trabajar desde casa y fue entonces cuando desarrolló el cálculo y la teoría de la gravedad.

Jack Nilles
  • Al físico e ingeniero de la NASA, Jack Nilles se le puede considerar el padre del teletrabajo ya que en la década de 1970, durante la crisis del petróleo en Estados Unidos, intentó conectar los teclados y pantallas de sus compañeros a estaciones remotas cercanas a la sede de la empresa. De esta manera, cada trabajador podía seguir trabajando como si estuviera allí, pero sin estarlo.
  • Ya durante la década de los años 80 algunas compañías estadounidenses, como IBM, American Express o General Electric, comenzaron a experimentar con el trabajo remoto.
  • Durante los años 90, el desarrollo de las tecnologías de la información y la expansión de internet y de los ordenadores personales, integraron al teletrabajo como nuevo método de trabajo a distancia.
  • En España la Ley 3/2012, de 6 de julio, reconoció el teletrabajo como una forma particular de la organización del trabajo basado en el uso de las nuevas jtecnologías.
  • El Estatuto de los Trabajadores, aprobado por el RD 2/2015, definía el trabajo a distancia como aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice sobre todo, en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por este, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.
  • El Consejo de Ministros el 29 de marzo de 2019 incluyó la potenciación del teletrabajo dentro de los mecanismos dirigidos a favorecer el asentamiento y la fijación de la población en el mundo rural.
  • El Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas para garantizar la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación, incluyó el trabajo a distancia como un medio de favorecer la conciliación de la vida familiar y laboral.

A raiz de la pandemia de COVID:

  • El Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes frente a la pandemia de COVID, dió caracter preferente al trabajo a distancia.
  • Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia (LTD) reguló dicho trabajo y definió el teletrabajo como “aquel trabajo a distancia que se lleva a cabo mediante el uso exclusivo o prevalente de medios y sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación” (artículo 2, LTD).
  • A nivel de prevención de riesgos laborales, la LTD establece en su artículo 15 que, «Las personas que trabajan a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud en el trabajo, de conformidad con lo establecido en la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales»
  • Ya más recientemente, en febrero de este año, un nuevo análisis realizado por la OIT y la OMS formula recomendaciones para que el trabajo híbrido y el teletrabajo sean seguros y productivos. El informe ofrece recomendaciones prácticas para que la organización del teletrabajo atienda a las necesidades tanto de los trabajadores como de las organizaciones.
  • 25 de Febrero de 2022, El Consell (Comunidad Valenciana) da el visto bueno al plan que permitirá teletrabajar tres días a la semana a 400 funcionarios de Justicia y Hacienda.

En el próximo post veremos una serie de recomendaciones para desarrollar el teletrabajo con seguridad y salud.